martes, 8 de marzo de 2016

Risk Clásico / Risk Original (Reseña)

Posiblemente este fuera de los primeros juegos de mesa que pedí con ilusión a los Reyes Magos y por eso más que nada es probable que este fuera de los primeros juegos de mesa a los que jugase una y otra vez sin parar. Ya fuera solo o en compañía, adoraba eso de conquistar el mundo. Hasta tal punto llegaba mi afan, que muchas veces me callaba el hecho de que había logrado mi objetivo solo por seguir machacando y machacando al resto jijiji. 

La mayor pega de todo es que al funcionar por dados y ser yo un desastre con mis tiradas... si el día se me torcía, tenía que tener cuidado e invadir poco porque si no iba a ser de los primeros jugadores en ir a la caja xDDD.
Al igual que ocurría con otros juegos, este es de esos en los que dudo exista alguien en el planeta que no conozca. Ha sido multireversionado y además está en bastantes idiomas. Unas versiones mejores y otras peores, pero... a penas distintas entre si. La que hoy tenemos entre manos es del año 2000 y para mi gusto tiene una calidad excepcional. Prueba de ello es que si los materiales no fuesen buenos, no estaría como está: Buen plástico, buen cartón y para mi gusto... buenas reglas. Cierto es que si les das una vuelta de tuerca eso de tener un caballo o un cañón puede ser realmente interesante, pero... esa vuelta de tuerca todos sabríamos dársela ¿Verdad?

De todos modos estamos ante uno de esos juegos en los que existe el peligro real de dejar fuera alguno de sus jugadores. Unas veces antes y otras después, pero pasar pasará porque conquistar el mundo es lo que tiene. Por esa razón me gusta más mi versión del Risk: Tiene unas misiones que por regla general puedes llegar a cumplir antes de acabar totalmente con alguno de los jugadores. Es más... en una conquista sin razón, es sencillo ir a por un jugador hasta terminar con él. Pero en un juego con objetivos... ¿Por qué machacar a uno de los jugadores si esa no es tu misión y no vas a ganar nada con ello?

-Contenido:

Un mundo en guerra nos recibe en el arte de esta caja (40,1 x 26,8 x 6,5 cm) de tamaño más o menos Standard para lo que hace esta compañía:
  • 1 Tablero (75,7 x 50,4 cm)
  • 44 Cartas Risk
  • 14 Cartas de objetivo
  • 360 Miniaturas (Repartidas en 6 colores)
  • 5 Dados
  • 1 Libro de reglas

-Unboxing:

"¿Tienes el deseo de gobernar el mundo? Aquí tienes tu oportunidad con la nueva versión del clásico juego de estrategia y dominación global. Además de realizar audaces maniobras militares y demostrar pericia, necesitarás tener la suerte de tu lado para poder ganar. Las batallas con tus enemigos pueden ser duras, largas y es posible que necesites refuerzos, pero recuerda proteger con cuidado tus puestos en el frente..."


-Tutorial:

Estamos ante el juego por antonomasia de conquista mundial... ¿O no?
Una vez se ha extendido el tablero y repartidos los ejércitos, se reparten las cartas de territorios entre los jugadores. Colocarán sus tropas iniciales en dichas posiciones y luego cogerán una carta de objetivo. Ganará aquel que logre cumplir su objetivo ¡Y el primero que diga que lo hizo!

En cada turno el jugador comienza reforzando tus tropas en juego según el número de territorios y continentes completos que tenga. Luego podrá elegir atacar a uno o varios territorios. En caso de lograr la invasión, por turno tomará una carta del mazo central y cuando tenga acumulada unas cuantas, podrá hacer una combinación de  ellas para que le den un determinado número de tropas de refuerzo. En el momento en el que decida parar sus ataques, podrá realizar una recolocación de tropas, momento en el que el turno pasa al siguiente jugador

Sencillito ¿Verdad?


*Partida + Tutorial del modo solitario (Click aquí o en la imagen):

Para jugar al modo solitario necesitaremos tan sólo lo que hay en la caja del juego (En esta modalidad usaremos las 14 cartas de objetivo. Lo comento porque sé que hay versiones que no las traen).

La preparación inicial en el tablero la haremos del mismo modo que en una partida a 3 jugadores (Con la peculiaridad de que 2 de ellos actuarán como neutrales). Repartiremos los terrenos, colocaremos nuestras tropas y barajaremos y robaremos 2 cartas de objetivo (Podéis robar sólo 1 si veis que se os hace demasiado complicado). Una vez hecho esto, separaremos 4 cartas de objetivo sobre las que luego vamos a generar 4 montones. Barajaremos TODAS las cartas (Las de ubicación, comodines y objetivo que hayan quedado) y las repartiremos entre los 4 montones (No importa que no queden con la misma cantidad de cartas). Barajamos cada uno de esos montones y los apilaremos formando así el mazo de robo (En la primera ronda no puede quedar una carta de objetivo en la parte superior de este mazo). Antes de comenzar la partida tendremos que lanzar un dado de 6 caras y sumarle 5 al resultado (Ej: Si nos saliese 5 -> 5+5=10), lo que nos de dicha suma será el número de cartas de objetivo que necesitará ganar "el juego" para derrotarnos.

¿Cómo ganaremos la partida?: Sólo conseguiremos la victoria si logramos completar la/s mision/es antes de que el tablero nos gane

¿Cómo perderemos la partida?: Seremos derrotados en el mismo momento en el que "el juego" alcance su cantidad necesaria de cartas de objetivo 

La partida se desarrollará casi igual que en una versión a 2 jugadores:

  1. Fase de refuerzo: En ella conseguiremos nuestros refuerzos de la forma habitual (Cantidad de territorios/3 + Continentes completos + Cartas a intercambiar) con una pequeña diferencia porque el tablero "no piensa". Para darle cierta ventaja, antes de incorporar esos soldados lanzaremos un dado por cada 6 tropas que tengamos en esos refuerzos (Ej 1: Tenemos 5 tropas de refuezo = No lanzamos dado alguno) (Ej 2: Tenemos 7 tropas de refuezo = Lanzamos 1 dado) (Ej 3: Tenemos 24 tropas de refuezo = Lanzamos 4 dados) y restaremos el resultado a dichos refuerzos tal y como si fuesen sido atacados. Los que nos queden (Puede suceder que no te quede nadie) podrán ser incorporados al mapa como prefiramos. // En esta fase los dos ejércitos neutrales reciben la mitad de los ejércitos que nosotros hubiésemos recibido ANTES de lanzar el/los dado/s. Es decir, que si nosotros íbamos a generar 10 tropas, ambos ejércitos neutrales recibirían 5 cada uno.
  2. Fase de ataque: Podremos atacar de forma normal pero con ciertos cambios. Si comenzamos el ataque a un territorio y lo conquistamos, con la primea conquista del turno ganaremos 1 carta del mazo de robo (Pero si resulta ser una carta de objetivo, irá directa al tablero de manera que ya le falta una carta menos para ganarnos) y además cada vez que "el juego" pierda un territorio, ganará 3 cartas (Si alguna es de objetivo la incorporamos a las que se requieren para que nos gane). Sin embargo si el ataque fracasa (Independientemente de si es porque no tenemos más tropas, porque queremos detenerlo o porque queremos empezar a atacar desde otro territorio) "el juego" se ganará 2 cartas (Si alguna es de objetivo la incorporamos a las que se requieren para que nos gane).
  3. Fase de movilización: Una vez decidamos que no queremos hacer más ataques, podremos movilizar cuantas tropas queramos (Dejando como mínimo 1) de un territorio a otro que esté conectado. Eso si, esto sólo podremos hacerlo 1 vez al igual que en la versión normal. Una vez hecho esto nuestro turno finaliza y el juego gana una nueva carta (Que de nuevo si resulta ser de objetivo la incorporamos a las que se requieren para que nos gane).
Continuaremos los turnos de esta forma hasta que nosotros o el juego alcancemos la victoria.

-Opinión:

Diría que este fue mi segunda gran pasión en el mundo de los juegos de mesa y la que realmente me hizo mantenerme dentro de él pese a pasar la "edad lógica" para ello. No en vano vivimos en el mundo en el que vivimos y parece que cuando dejas de creer en ciertas cosas navideñas, también toca dejar de jugar a juegos de mesa porque eso es de niños y ahora toca ser adultos.

A nivel de componentes, materiales y demás está como siempre digo: De 10. Pese al tute que lleva dado (Es sin duda el juego de mi ludoteca que tiene más partidas a sus espaldas) sigue muy bien. Y eso en un juego que tengo desde niño... habla muy bien de él.

Como juego es de estos que harán las delicias para los niños y para cierto tipo de gente más adulta xd. Y es que tiene una pequeña/gran pega: Puedes jugar buscando mantener cierta estrategia, pero la realidad es que al final el peso de tu suerte en los dados será definitivo. Es algo que no a todo el mundo le gusta.

Otra cosa que resaltaría de este juego es que tienes varios modos de juego. A destacar el típico de conquistar el mundo (Que lo veo más orientado a una partida a 2 jugadores) y otro que adoro: El de cumplir un objetivo. Le da mucho salseo a las partidas el conocer las misiones que hay y ver que un jugador está conquistando un determinado continente, pensar que esa es su misión, ir a por él y de pronto enterarte de que no tenía nada que ver xD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario